Ayuntamiento de Luyego de Somoza


Actualidad


  :: Entrada : Quintanilla : Actualidad  : Estafa del oro

2003

Diario de León, Miércoles, 16 de octubre de 2003

La junta vecinal estudia recurrir la sentencia por la estafa del oro

La acusación estima que el procesado absuelto puede ser culpable de limpiar el dinero


Quiere que el tribunal obligue a los tres imputados, y no sólo a uno, a indemnizar al pueblo


Antonio Nistal, condenado por la estafa, pasea por Madrid en una de las jornadas del juicio


Maite Almanza, Astorga

La representación procesal de la junta vecinal de Quintanilla de Somoza estudia recurrir la sentencia de la estafa del oro por no estar de acuerdo con la absolución de Jacinto González Mompó por parte de la Audiencia Nacional, entre otras cuestiones. El abogado Francisco Solana valoró, sin embargo, que el tribunal consideró culpables de un delito continuado de estafa a Jacinto González Martín, Antonio Nistal Vidal y Pelayo Vélez Narganes, como ayer publicó en exclusiva Diario de León, en contra de la opinión del fiscal que sólo pedía condena para el primero.

El letrado de la junta vecinal considera que la sala no abordó de forma directa la acusación de receptación que la entidad formuló contra González Mompó, pese a que estableció la intervención del hijo del principal acusado en los hechos, lo que, a su juicio, habría podido motivar la imposición de una pena. El abogado propuso esta calificación para justificar que el informe pericial contemplaba pagos millonarios a Mompó con dinero de origen ilícito, en total 711.854 euros que el hijo de González Martín destinó en parte a la compra de un coche y a otras inversiones, dijo. El representante de la pedanía, no obstante, recordó que la audiencia defiende que Mompó desconocía el origen delictivo del dinero recibido, y admitió la dificultad de acreditar lo contrario.

Solana solicitó ayer una aclaración de sentencia en relación con este asunto y con el hecho de que en la lista de afectados -todos de Valladolid- por la estafa que han de ser indemnizados por González, Nistal y Vélez que contiene dicho documento no aparece la junta vecinal de Quintanilla de Somoza que, según el texto, sólo debería ser compensada por el primer condenado.

Supuesta omisión

El letrado atribuyó este hecho a una supuesta omisión, y consideró necesaria la inclusión del pueblo en la citada relación de perjudicados, sobre todo por la responsabilidad que entiende tuvo Nistal en las inversiones millonarias realizadas por la pedanía en 1993.

El letrado valoró de forma positiva que la sentencia recogiera sus postulados, aunque con una rebaja en los años de prisión para González Martín respecto a los solicitados por Solana.

La representación de Quintanilla de Somoza consideró que «la satisfacción última para la junta vecinal sería recuperar el dinero que, aunque parezca inconcebible, parece haberse evaporado». El letrado señaló que, pese a las intensas pesquisas realizadas para localizar bienes e inversiones de los imputados, sólo fueron comprobadas «pequeñas entregas» a Mompó.

La Audiencia Nacional condenó a González Martín a seis años de cárcel por un delito continuado de estafa, y a Nistal Vidal y Vélez Narganes a cinco como autores por cooperación de la misma infracción. Además, impuso a cada uno una multa de 109.686,15 euros, y no de 3.606,12 euros como por error publicó este periódico ayer en el grueso de su información.

El tribunal consideró probada la participación de los tres condenados en una estafa a nivel nacional que valoró en seis millones de euros, cantidad depositada por numerosos inversores que creían dedicar sus fondos a la compra de lingotes de oro a cambio de importantes intereses, y que no recuperaron más que una parte de sus ahorros. La pedanía maragata invirtió 863.294 euros en 1993, de los que recibió 148.953.