Ayuntamiento de Luyego de Somoza


Actualidad


  :: Entrada : Luyego : Actualidad : Explota proyectil

El Ayuntamiento denuncia ante el Seprona las maniobras de artillería

Un trozo de metralla del proyectil que estalló en el aire cayó junto a un niño de tres años
El equipo de gobierno considera que el accidente del jueves contamina el medio ambiente



Diario de León, 27 de Marzo de 2004
Alberto Domingo astorga


El teniente de alcalde del Ayuntamiento de Luyego y regidor en funciones ante la ausencia de la alcaldesa, Marisa Rodríguez, remitió ayer por fax un escrito a la unidad de Veguellina de Órbigo del Servicio de Vigilancia de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) en el que denuncia la explosión accidental de un proyectil de artillería, ocurrida en la tarde del jueves, cuando se realizaban unas maniobras.

Como se recordará, el incidente se produjo cuando el artefacto explosionó antes de impactar en su objetivo. Los trozos en los que se dividió se convirtieron en una lluvia de metralla que cayó alrededor de un grupo de personas, entre las que se encontraba un niño de tres años, sin causarles daños, aunque, según relató uno de ellos, un trozo de metralla quedó a un metro de distancia.

El fragmento se entregó a los militares que realizaban prácticas en las cercanías y a lo largo de la jornada de ayer se encontraron otros tres más, uno de ellos -de unos siete centímetros de largo y más de tres de ancho, con una de sus aristas muy pronunciada- en el tejado de una cabaña de cazadores, donde, al parecer, rompió una teja. La metralla localizada se encuentra en poder del alcalde en funciones.

Según el escrito dirigido al Seprona «la metralla se esparció por una zona de más de un kilómetro de diámetro, en el paraje entre el puente de Luyego y el pinar de la cuesta de dicho pueblo [...]. Parte de ella, y no sabemos si de la carga del proyectil, cayó sobre el río Duerna».

«Un peligro»

El Ayuntamiento reconoce no saber la repercusión de la metralla en el cauce, e insiste en el escrito, que también se envió a la comandancia del campo de tiro, en «el peligro que supone para la seguridad de las personas, contaminación del medio ambiente con sustancias nocivas derivadas de los explosivos, contaminación acústica y agresión aun zona de especial protección de aves (Zepa), efectuando maniobras en época de cría y disparando sobre los lugares en los que anidan».

El teniente de alcalde critica en el documento el lugar desde donde se disparaba y lamenta el riesgo que corrieron varios vecinos de la localidad cabecera del municipio así como la necesidad de que ocurra «una desgracia o una catástrofe para que las autoridades nos den la razón». El escrito termina solicitando al Seprona que curse «las denuncias correspondientes».

 

 

El proyectil cayó en la zona del puente de Luyego