Ayuntamiento de Luyego de Somoza

 Inicio Corporación Juzgado Turismo Negocios


Inicio

Escudo del Ayuntamiento de Luyego
Tel 987 601 601

 
:: Entrada : Ayuntamiento : Noticias : Mª Fernanda


ENTREVISTA con Mª FERNANDA SANTIAGO

Diario de León
Jueves, 13 de noviembre de 2003

Marifé Santiago BolañosAutora de 'Cien años de la Sociedad de Minoristas de pescado'
Escritora y profesora, su último libro repasa el centenario de los pescaderos de Madrid, entre ellos su padre y su tío


Autora habitual de novelas y libros de poesía, hace meses publicó una obra sobre el centenario de la Asociación de Empresarios Detallistas de Pescados y Productos Congelados de la Comunidad de Madrid (Adepesca).

-¿Cómo surgió la idea de escribir este libro?

-Adepesca me ofreció hacerlo con motivo de su centenario, que se cumple este año, y me pareció obligado aceptar. Sólo pedí que no fuera un libro institucional más.

-La obra destaca la vinculación de los arrieros con la comercialización del pescado

-Sí, desde que se repuebla Maragatería tras la Reconquista los reyes permiten que el comercio en la zona sea más fácil, y eso abre las transacciones con otros puntos de la península. Los pobladores comenzaron a transportar pescado desde el litoral al interior, en concreto a Madrid, y se convirtieron en legendarios: no hacía falta firmar el negocio, darse la mano era suficiente. Establecieron un sistema de eficacia, basado en la creación de lugares donde reponían el hielo para conservar sus productos y en el cambio de carros, que hizo que realizaran su trabajo con mayor efectividad.

-¿Qué es lo más curioso que ha descubierto trabajando en el libro?

-Llama la atención que, a pesar de que todo ha cambiado, la gente sigue teniendo sus reglas. Los pescaderos de Madrid son maragatos en un noventa por ciento, y son considerados los mejores cortadores y presentadores del género incluso de Europa. Mantienen la profesionalidad, la honradez y la sensación de pertenecer a un gremio.

-La obra ¿fue fruto de una investigación compleja?

-Sí, analicé cómo se fue creando Madrid a la luz del comercio de pescado, investigué los documentos que repasaban los cien años de Adepesca y pulsé la memoria viva de la entidad, hablando con los pescaderos.

-¿Su familia paterna aparece en el libro?

-Sí, porque se dedican a este oficio. Hay una dedicatoria a mi padre y a mi tío, ambos fallecidos, porque fueron el modelo típico de niño maragato.